28.11.11

Poder se puede..

Tengo tanto para decir, tantos sentimientos mezclados.
Y por alguna razón me alejo de las letras, las evito con fobia. Y no es que las haya dejado de amar sino justamente lo contrario.
Siento que quiero hacer esto, que quiero escribir historias, novelas, cuentos, películas. Quiero vivir con mis manos en el teclado y aprender sin proponérmelo a teclear sin mirar las letras.
Pero me da tanto miedo a fracasar, a equivocarme, que simplemente dejo de intentarlo.
Me alejo, me retraigo, pospongo el momento de poner manos a la obra y ver realmente si tengo el talento suficiente para cumplir mis sueños.

Y cuesta, como cuestan estos 18 carajo. Como cuesta empezar de nuevo, sin un camino, sin reglas, con tantas puertas por abrir, tantas oportunidades por tomar o dejar, tantas elecciones que hacer. Me empujo a regañadientes, trato de impulsarme hacia adelante, a seguir sin mirar para abajo. Porque volar alto puede dar vértigo, y el vértigo puede dar mucho miedo.

Dicen que si uno visualiza lo que quiere la energía temina atrayéndolas. No creo que simplemente deseando las cosas se cumplan. Pero sé que si logro inspirarme y darme el coraje necesario para no mirar hacia atrás, mis fantasías van a hacerse realidad.

1 comentario:

Ricardo Delgado dijo...

Interesante artículo. Y realmente es como una película de terror cuando nos hacemos esos cuestionamientos. Sería tan fácil no esforzarse, tan simple decir "esto es muy duro" y dejarlo. Sería complacer al monstruo que tenemos en el interior, el que no quiere que hagamos, el obstáculo más difícil de vencer.

Y está la parte difícil, la de decir que quizá fuimos escogidos para esto... y lograrlo.